10 Cosas sobre los fotomatones para bodas
Negocios

10 Cosas sobre los fotomatones para bodas

A continuación os dejamos una lista de 10 cosas sobre los fotomatones para bodas que deberías saber y tener en cuenta a la hora de contratarlos para vuestro gran día.

El alquiler de fotomatón para una boda está de moda y hace muchísimo tiempo que teníamos ganas de escribir este post. Nos encontramos a diario pruebas evidentes de que la gran mayoría de personas no conocen las diferencias entre los diversos servicios de alquiler de fotomatones que existen en el mercado. Es en este aspecto donde queremos arrojar un poco de luz. 

01 – ¿Qué es un fotomatón?

Primero de todo vamos a explicar lo que es un fotomatón y un photocall. Un fotomatón (o Photobooth en inglés) es una estructura cuya función es la de realizar fotografías de forma totalmente automática y obtenerlas impresas al instante. A todos se nos viene a la memoria las clásicas cabinas que existían en nuestras calles para hacer las fotos del DNI y tenerlas inmediatamente.

Fotomatón para bodas

Pues los fotomatones para bodas son exactamente lo mismo pero con una forma mucho más chula y original, o por lo menos así debería ser.

Photocall para bodas

Por otro lado, un photocall no es más que un fondo, colocado sobre un soporte, donde la gente se va situando para que alguien realice fotos con una cámara. Todos hemos visto cientos de veces los photocalls que colocan en grandes eventos sociales como presentaciones de marcas o premieres de películas. En estos siempre tiene que haber una persona que es la que realiza las fotos, mientras que el fotomatón lo hace de forma automática.

Los fotomatones para bodas y eventos suelen guardar todas las fotos en formato digital y, por regla general, posteriormente se entregan a los novios en un CD o pendrive, sin embargo, los photocalls son diferentes. Lo más habitual es que los propios invitados realicen las fotos con sus móviles y al final los novios no consigan esas fotos, por lo que creemos que un fotomatón siempre es más interesante.

02 – En el interior está la diferencia

Aunque a priori parece que todos los fotomatones para bodas son iguales, nada más lejos de la realidad. Además de su aspecto exterior, lo verdaderamente importante son los componentes internos que lo forman, y dentro de estos, el más relevante siempre es la cámara.

Tipos de cámaras para fotomatones

Hemos visto fotomatones de todos los tipos y características, y es en este aspecto donde creemos que se marca la diferencia. Existen algunos que llevan en su interior una webcam, la cámara de una tablet o una pequeña cámara compacta, sin embargo los que mejores resultados ofrecen son los que incluyen una cámara réflex digital. La diferencia en la calidad de las fotografías realizadas es abismal. Aquí tenéis todas las características de nuestro Retromatón.

03 – Velocidad = diversión

Los momentos más divertidos en un fotomatón son los que transcurren entre toma y toma. Normalmente, cada foto impresa suele estar compuesta por varias fotografías, y es entre una y otra cuando la gente más se divierte cambiando de posición o intercambiando el atrezzo con los demás. Es muy importante que todo el servicio fluya con rapidez y de una forma constante, y justo por ese motivo creemos que intercalar foto y vídeo no es una opción interesante, al igual que mandar fotos online o compartir en redes sociales insitu.

Software del fotomatón

Estas opciones suelen estar integradas en el software del fotomatón pero creemos que se pierde mucho tiempo al utilizarlas durante la boda y que de alguna forma ralentiza todo el servicio, además de crear colas incómodas.

04 – ¿Cómo es un fotomatón para bodas?

Los fotomatones clásicos eran estructuras donde solo podían entrar una o dos personas de una forma cómoda.

Tipos de fotomatones para bodas

Actualmente hay multitud de estilos de fotomatones para bodas, aunque a grandes rasgos se podrían clasificar en fotomatones cerrados y fotomatones abiertos.

Fotomatones cerrados

Los cerrados suelen llevar algún tipo de cortina y la gente se coloca en su interior, a veces sentada o de pie. En este tipo de fotomatones, el número de participantes viene limitado por el tamaño del habitáculo.

Fotomatones abiertos

Los fotomatones abiertos suelen ser estructuras independientes que se colocan frente a algún fondo, y por donde van pasando los invitados. Suele haber entre uno y dos metros de distancia entre fotomatón y fondo, lo que facilita que puedan participar grupos mucho más numerosos y que siempre sea más divertido.

05 – La luz es fundamental

Al igual que la calidad de la cámara es importante, uno de los aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir vuestro fotomatón para bodas es la iluminación.

Tipos de iluminación para fotomatones

Normalmente esta puede ser fija o de flash y cada una obtiene resultados totalmente diferentes. Por un lado, la iluminación fija, que suele provenir de bombillas o lámparas led, proporciona luz suficiente para iluminar a una distancia corta pero de una forma constante. Por regla general suele molestar bastante a los invitados que se ven cegados por la misma. Además, por un tema puramente técnico de la fotografía, obligaría a disparar a velocidades muy altas, lo que es bastante complicado de lograr ya que la iluminación no es lo suficientemente intensa, unido a que los invitados suelen moverse constantemente, por lo que muchas veces estas fotos salen movidas.

La luz de flash no presenta ninguno de estos problemas además de que proporciona un look mucho más divertido a las fotos. Este se suele disparar cuando acaba la cuenta atrás entre foto y foto.

06 – Horizontal o vertical

Existe otra diferencia a la hora de realizar las fotos, y es la posibilidad de que estas sean en formato horizontal o vertical. Algunos fotomatones para bodas ofrecen fotos impresas en formato «tira» donde estas aparecen en vertical. Sin embargo en otros, las fotos se disparan en horizontal, lo que siempre es más interesante puesto que hay más espacio en la foto para que aparezcan más personas.

07 – Servicio profesional de fotomatones para bodas

En la actualidad, el fotomatón para bodas está en auge y como ocurre siempre, muchos ven un filón en ello. Una de las prácticas más realizadas en cuanto a servicios para bodas, es la inclusión de los mismos por parte de los restaurantes para intentar ofrecer todo incluido a sus clientes, pero hay que tener mucho cuidado con esto.

Como estáis leyendo, todos los fotomatones no son iguales, y por regla general, los que ofrecen los restaurantes son bastantes deficientes en cuanto a calidad y servicios. Muchos son los casos en los que se contrata un fotomatón profesional para después anular la reserva porque el restaurante te regala uno. Como podéis suponer, la cosa nunca acaba bien y suele ir acompañada de la decepción posterior por parte de los novios.

08 – El fotomatón más original

A día de hoy, abundan los fotomatones para bodas que a pesar de estar vestidos con imágenes llamativas, no dejan de ser estructuras cuadradas bastante aburridas. Sin embargo, solo hay dar una vuelta por la red para ver que se están imponiendo los que ofrecen originalidad a la hora de diseñarlos. Aunque está demostrado que los invitados se lo van a pasar en grande tanto con unos como con otros, todo suma y un diseño original siempre es más divertido.

09 – Todo por escrito

Como con cualquier servicio profesional, el alquiler de un fotomatón debe de ir siempre acompañada de la firma de un contrato donde se expliquen detalladamente todos los servicios incluidos.

10 – Éxito asegurado 100%

Está demostrado que involucrar a los invitados de cualquier evento en una actividad tan divertida como un fotomatón es siempre un acierto. No escucharás jamás a nadie decir que se lo ha pasado mal frente a un fotomatón para bodas. Sinceramente pensamos que este servicio no debería faltar nunca en ninguna boda.

Esperamos que esta pequeña lista os haya servido para conocer un poco mejor los fotomatones para bodas, y que sepáis en que radica la diferencia entre unos y otros. A partir de ahora, ya no os podrán dar gato por liebre…

Fuente: www.retromaton.com